Inicio | Alojamiento | Council estates y repaso a la historia del council housing en UK

Council estates y repaso a la historia del council housing en UK

A los que llevéis un tiempo viviendo en Londres o en otras grandes ciudades de UK, o en su periferia, seguro que os ha llamado la atención la curiosa mezcla arquitectónica de las casas y edificios de estos lugares.

Desde que nosotros llegamos a Londres, hace casi 4 años, siempre nos ha sorprendido la poca atención por el entorno, pudiendo haber casas y edificios de muchos estilos diferentes en una misma manzana, desde una hilera de Victorian terraced houses hasta un enorme bloque de antiguos pisos de council housing, todo en el mismo lugar. Esto, especialmente estos grandes bloques de pisos y estates, nos llevó muchas veces a preguntarnos sobre el origen de estos edificios, sobre el porqué de su construcción y de su estilo arquitectónico.

Este post tiene el objetivo de dar un repaso a la historia de este tipo de construcciones, así como del resto de council housing en Londres y en el resto de Reino Unido.

Castlemead estate

¿Qué es council housing?

First things first, como dirían los ingleses. No podemos hablaros de los distintos cambios que el council housing en UK ha sufrido a lo largo de los años sin explicar, previamente, qué es el council housing. Para aquellos que no estéis familiarizados con este término, council housing es la vivienda social que se alquila a las familias que no pueden permitirse un alquiler en el mercado privado o comprar su propia vivienda. Se le denomina council housing por el rol que los distintos distritos y municipios (councils) tienen en la gestión de las viviendas, a pesar de que en los últimos años la provisión y gestión de este tipo de viviendas ha sido dada en gran parte por Registered Social Landlords (RSLs).

Necesidad de vivienda social – el origen

A finales de siglo XIX, la industrialización y creación de empleo en las fábricas atrajo a muchísimos trabajadores a las grandes ciudades británicas. Sin embargo, las ciudades no estaban preparadas, en términos de alojamiento, para acoger a tanta gente, lo que conllevó grandes problemas de falta de vivienda digna y superpoblación (especialmente en las zonas céntricas de las ciudades). Preocupación por la salud pública fue creciendo, llevando a la clase alta -que temía que enfermedades de las zonas más pobres llegaran hasta sus barrios- a presionar al gobierno para empezar a considerar una solución al problema de la vivienda para estas clases más bajas.

Hasta 1919, y a pesar de que los distintos distritos y municipios tenían el poder de construir viviendas, poco se hizo al respecto. Sólo en ciudades como Londres, Liverpool y Glasgow se creó algo de vivienda social en esta época. No sería hasta después de la I Guerra Mundial cuando la falta de vivienda se convirtiera en una gran prioridad.

La I Guerra Mundial

La vivienda privada construida antes de la I Guerra Mundial había sido, en su mayoría, en las ciudades. No obstante, al estallar la guerra, los costes de construcción aumentaron, lo que junto a la falta de material y mano de obra, hizo imposible a las constructoras privadas poder construir casas en las ciudades para los trabajadores de clase media. Este hecho, y la llegada de los soldados tras el final de la guerra, comenzó lo que se conoce como la suburbanización de la clase trabajadora, con nueva council housing siendo construida a las afueras. Se trataba de casas de, generalmente, 3 habitaciones, amplias ventanas, jardín y bastante espacio – un estándar bastante más alto que el de la vivienda social construida en los años posteriores.

Las familias que fueron colocadas en estas casas, a parte de los soldados, no eran las más pobres, sino aquellas que aspiraban a mejorar, y formar parte de una nueva clase media con más recursos.

Periodo de entre-guerras

Pero la construcción de esta nueva vivienda social en los suburbios no solucionaba el problema de las slum areas de las ciudades, zonas donde las viviendas -que muchas veces habían construido los mismos trabajadores durante el boom industrial- eran generalmente viejas, estaban descuidadas y las condiciones de salud no eran óptimas (falta de ventilación, luz natural, etc).

El Housing Act de 1930 permitió a los councils del país adquirir y demoler estas casas, con el objetivo de construir nueva vivienda social. Aunque la idea inicial de los councils era la de realojar en estas nuevas viviendas a las personas de estas mismas zonas que habían perdido sus casas, la mayoría fueron realojados en nuevos estates creados en la periferia de las grandes ciudades.

II Guerra Mundial

El estallido de la II Guerra Mundial puso en alto, nuevamente, la construcción de vivienda en el país. A medida que la guerra llegaba a su fin, Reino Unido se enfrentaba a su mayor crisis de falta de vivienda del siglo XX. Miles de casas a lo largo y ancho del país habían sido destruidas o gravemente dañadas por las bombas. Los cálculos de la época indicaban que se necesitaba construir unas 750.000 viviendas en Inglaterra y en Gales para poder proveer a todas las familias de alojamiento, con el objetivo, además, de construir 1 vivienda de council housing por cada 4 viviendas privadas.

Construir tal cantidad de viviendas llevaría mucho tiempo, pero el país no podía esperar, por lo que el gobierno llevó a cabo varias medidas para apaliar la necesidad de vivienda en el corto plazo, como la reparación de algunas casas dañadas por los bombardeos, la construcción de más de cien mil casas prefabricadas tipo bungalow, o la construcción de casas y bloques de pisos de hormigón, comúnmente llamados PRC (Pre-cast Reinforced Concrete), que eran fáciles de ensamblar y requerían de personal menos capacitado para su edificación, abaratando costes y reduciendo tiempos de construcción.

Lambeth estates

Streets in the sky – el legado arquitectónico de los 50

Para finales de los 50, el gobierno volvió a centrar la construcción de vivienda social en el centro de las grandes ciudades, como había empezado a hacer durante el periodo de entre-guerras. En este momento, el aumento de la influencia de la arquitectura modernista, el desarrollo de nuevas técnicas de construcción como las utilizadas en los PRC, y la necesidad de las ciudades de conservar su población actual -en lugar de exportarla a “nuevas ciudades” construidas a las afueras- llevó a la introducción de la construcción de grandes torres de pisos, creando lo que se conoció posteriormente como “streets in the sky”. La idea era que con este tipo de construcción se podía alojar a más gente, las comunidades podían permanecer juntas al realojar a las personas en las mismas zonas en las que vivían anteriormente, y habría menos disrupción en los patrones de comercio y ocio local.

Pero ¿por qué bloques tan altos y, en mi humilde opinión, tan feos? La razón estética viene dada, mayormente, por el material empleado para garantizar el bajo coste de su construcción. La razón práctica, la de la altitud de los bloques (muchos de los cuales, en Londres por lo menos, tienen 20 plantas o incluso más) se debe a un sistema de subsidios para la construcción de nueva vivienda que el gobierno introdujo en 1956, y por el cual había más dinero disponible para los bloques de 6 o más plantas. De esto modo, barrios enteros fueron demolidos y nuevos estates -combinando bloques altos y bloques más bajos- fueron creados.

En esta época, la vivienda social en Londres se cuadruplicó, llegando a superar los 500.000 nuevos pisos de council housing en 1960.

A pesar de que estos megabloques parecían la solución más adecuada al problema de vivienda social en los 50 y 60, su construcción fue fuertemente criticada en los años siguientes, dada la baja calidad de muchas de las viviendas y la creación de estates superpoblados; haciendo que los “streets in the sky” que en su día habían parecido tan innovadores y adecuados, se empezarán a convertir en lugares en los que era difícil vivir para principios de los 70.

Right to Buy y la burbuja inmobiliaria

El fiasco de las malas construcciones de mitad del siglo XX hizo que en los 70 los councils frenaran el ritmo de construcción de nueva vivienda y se centraran en la reparación de los bloques que habían empezado ya a tener problemas. Este hecho, junto a la introducción de la Right to Buy en 1980, supuso un hito en la gestión y creación de council housing en UK.

Pero ¿qué era la Right to Buy? Se trataba de una medida introducida por el gobierno de Margaret Thatcher mediante la cual los inquilinos de pisos y casas de alquiler social podían comprar las viviendas en las que vivían con descuentos de hasta un 60% del valor de mercado, haciendo que casas de buena calidad (sobre todo las construidas antes de los 50) pudieran ser compradas por menos de £10.000 – algo de lo más provechoso para quienes luego revendieron sus casas, contribuyendo al fenómeno de la burbuja inmobiliaria, pues especuladores compraron muchas viviendas que en su día habían sido council housing para alquilarlas a elevados precios.

La Right to Buy ayudó al gobierno a recaudar dinero, eso está claro, pero al no ser éste reinvertido en la creación de nuevas viviendas sociales, el stock de housing council cayó en picado para finales de los 80, especialmente las casas, pues eran las que se vendieron más rápido, dejando básicamente pisos de council housing donde era difícil acomodar a familias grandes que necesitaban vivienda social.

Presente y futuro del council housing

Los councils se enfrentan ahora a un stock de vivienda social cada vez más viejo, que necesita y necesitará inversión continuada para llevar a cabo las reparaciones necesarias.

La construcción de nueva vivienda social que se está llevando a cabo en este momento se centra, principalmente, en la edificación de pisos o casas dentro de nuevas construcciones llevadas a cabo por constructoras privadas.

En Londres, y por lo que nos han comentado en persona varios estate agents, la creación de nuevos developments (bloques de pisos nuevos) para la construcción de los cuales se están derribando antiguos estates (muy común en el sur de Londres en este momento) está haciendo que muchos de los inquilinos actuales de council housing sean recolocados en otros lugares de UK, llevando a mucha gente a ciudades del centro del país, como Birmmingham.

Fuentes

Para al creación de este artículo hemos consultado una serie de fuentes que incluímos más abajo. Os recomendamos que les deis un vistazo a estas páginas si estáis interesados en saber más sobre el council housing en Reino Unido.

4.71 avg. rating (93% score) - 7 votes

Alba Jiménez

Profesional del marketing online y fundadora de fromspaintouk.com. Adicta a los helados y apasionada de los viajes. Londinense de adopción y española de corazón.

También te puede interesar...

alternativo

Un modo de vida alternativo… o no

Aún recuerdo cuando empezábamos a planear nuestra mudanza a Londres, esa emoción y excitación en …

4 Comentarios

  1. Excelente artículo y trabajo de investigación que te has marcado Alba. Enhorabuena!

    Tengo entendido que en el centro de Londres la mayoría de viviendas son ex-council, es decir que pertenecieron al council en su día pero que gracias al right to buy fueron puestas en el libre mercado.

    Respecto a esto, una pregunta: sabes qué condiciones se deben cumplir para poder acceder a una council de nueva construcción y si se sigue aplicando el right to buy? Bajo qué condiciones?

    Luis

    • Hola Luís,

      Gracias por tus comentarios sobre el post 🙂

      Aquí puedes consultar las condiciones para optar a housing councilhttps://www.gov.uk/council-housing/apply-for-a-council-home (aquí podrás ver que la Right to Buy todavía existe).

      Es difícil que, a no ser que tus condiciones sean muy precarias y estés al principio de la lista, puedas conseguir un piso nuevo de housing council, ya que (suponemos) son los primeros que se van…

      Otra opción, no de housing council pero sí de vivienda “asequible”, es la shared ownership para comprar pisos nuevos. Muchos developments de pisos nuevos ponen cierta cantidad de sus pisos en shared ownership, lo que implica que la gente puede comprar un porcentaje de los pisos y paga alquiler por el resto. Esto está pensado para quienes, generalmente, no pueden permitirse comprar una vivienda al 100% pero quieren tener su propio piso. De este modo, para cada development en particular, hay ciertas condiciones (como por ejemplo, XX income anual máximo, etc). Más info sobre shared ownership aquí: https://www.gov.uk/affordable-home-ownership-schemes/shared-ownership-schemes

      Saludos

  2. Muy interesante Alba.Ahora falta la segunda parte de la pelicula año 2015
    -Quien puede comprar una casa e incluso alquilar una sin dedicar el 50% o mas de su sueldo a ello.Y la última ¿que se puede hacer para no caer en la subvivienda encima a precio astronómico y precario o soluciones peores como ser desplazado a otra ciudad o a la calle? .Hoy en dia un landlord que tenga dos o tres pisos o casas medianitas puede tener una renta mensual increible sin dar palo al agua y lo que es peor seguir comprando y alquilando y subiendo a gusto el precio,siempre va a haber tontos como nosotros que se lo pagen sin chistar.Un horror nacional es la vivienda en Londres.
    Muy oportuno el articulo enhorabuena
    saludos

  3. Es que hay demasiada gente en Londres y muchos son fugaces y temporales como para que todos puedan tener una casita con jardín. El espacio es limitado y la precariedad del trabajador sigue en aumento, sobretodo los de afuera, por lo que la solución es crear bloques baratos que no dejan de ser pisos como en España por ahora “baratos” pero por lo visto no tomaron muchas medidas para limitar la especulación. Esta claro que tener una vivienda alquilada en cualquier sitio de Londres es un chollazo, lo podemos ver haciendo una simple búsqueda, los precios son ofensivos y normalmente sobrepasan el 50-70% del sueldo de un trabajador de 6,50-8p/h. Con la llegada masiva de gente que entra y sale del país, el tener 2, 3 o 4 habitaciones a 500£ p/m cada una como poco pues te pagan la casa y te da para seguir comprando.

Deja un comentario