Inicio | Alojamiento | Un modo de vida alternativo… o no

Un modo de vida alternativo… o no

Aún recuerdo cuando empezábamos a planear nuestra mudanza a Londres, esa emoción y excitación en cuanto a lo que nos íbamos a encontrar, en lo mucho que nuestra vida iba a cambiar al vivir aquí. Y sí, no se puede decir que nuestra vida no haya cambiado – estos años en Londres nos han abierto las ojos y permitido ver las cosas de un modo diferente que nunca hubiéramos experimentado si no hubiéramos dejado nuestra ciudad y nuestro entorno de siempre.

Pero más allá de los cambios trascendentales a nivel personal y profesional, supongo que esos jovenzuelos de 25 años tenían la cabeza llena de pajaritos con lo distinto que nuestro día a día iba a ser cuando llegáramos a Londres; dando por descontado que no nos íbamos a encontrar con una vieja conocida, con la que, casi inevitablemente, nos dimos de bruces a los pocos años de estar aquí: la rutina.

Modo de vida alternativo

Por muy cool que Londres pueda ser y por la variedad -muchas veces abrumadora- de opciones de ocio y cultura con las que se cuentan en esta ciudad, nosotros somos de los que creen que si la rutina formaba parte de tu vida en España, también formará parte de tu vida en Londres, más tarde o más temprano.  Creo que el modo de vida alternativo no lo da una ciudad, sino la manera de ser de cada uno. Si intentas vivir de un modo distinto a los demás, y la rutina o un modo de vida más convencional no forma parte de tu vida en España, entonces seguro que en Londres podrás darle alas a esta actitud.

Los recién llegados que vengan en busca del modo de vida alternativo en la Capital británica lo pueden encontrar no sólo en lo que comen, beben, en los garitos a los que van o en las obras de teatro o exhibiciones a las que acuden; sino también en su trabajo, huyendo del ordinario 9 to 5 tan común en los curros de oficina en UK, e incluso también en el lugar que escogen para vivir – porque seguro que estaréis de acuerdo conmigo en que vivir en una antigua power station, en un ex-convento, en una iglesia o una antigua escuela en lugar de en un tiny studio flat por el que piden £1.200, es la leche de alternativo ¿verdad? Pues por lo visto, tal y como nos han contado nuestros amigos de Global Guardians, son cientos de españoles y de europeos los que han decidido hacerse guardianes y alquilar de esta manera tan diferente a la habitual en Londres (que no deja de crecer cada día) y por la que se paga, además hasta un 60% menos de lo que se paga por un alquiler convencional en la ciudad, como ya os contamos en el post “Conviértete en guardián y alquila barato en Londres”.

Alojamiento de Global Guardians
Antiguo edifico de oficinas en Whitechapel disponible para guardianes

En fin, con rutina o sin rutina, con pisito en el oeste de Londres o con ex convento en el sureste de la ciudad, con muebles comprados en mercadillos de segunda mano o comprados en el Ikea, con una cena a base de pizza del Domino’s o a base de Street food, bebiendo una Heineken o tu propia cerveza artesana… sea como sea tu forma de vivir, en esta ciudad no hay wrong or right. Bienvenidos a Londres mis amigos alternativos… o no 😉

4.00 avg. rating (83% score) - 1 vote

Alba Jiménez

Profesional del marketing online y fundadora de fromspaintouk.com. Adicta a los helados y apasionada de los viajes. Londinense de adopción y española de corazón.

También te puede interesar...

Global Guardians property

Conviértete en guardián y alquila barato en Londres

Cuando el año pasado entrevistamos a Irene Manzano y Carlos Martín para la sección de …

Un comentario

  1. Totalmente de acuerdo con lo dicho en este post, yo llevo el mismo tiempo que vosotros viviendo en “the Big Smoke ” y llevo ya más de un año contestando a amigos y familiares que a pesar de ser una ciudad en la que nunca te aburres, se convierte en una total rutina de vida, trabajar y volver a casa, con algunos días de cervezas con amigos afterwork o con días libres yendo de shopping o a pasear por un parque. La oferta de ocio es enorme pero cara y muchas veces no nos enteramos de las ofertas por ser rutinarios por naturaleza.

Deja un comentario