Inicio | Tips para emigrantes | 9 indicadores de que te estás convirtiendo en un londoner

9 indicadores de que te estás convirtiendo en un londoner

Como es de esperar, con el paso del tiempo uno va adquiriendo costumbres propias del lugar o simplemente se va adaptando a la forma de “funcionar” en el país de acogida. Aunque sólo llevamos poco más de cinco meses viviendo en Londres, ya se nos han pegado algunos de los tópicos londinenses. A continuación dejamos 9 indicadores que te harán saber que te estás convirtiendo en un Londoner.

1 Andar por la calle café en mano

Es algo que no falla. No importa si son las 8 de la mañana o las 4 de la tarde, cualquier momento es bueno para ir caminando por la calle café en mano. Con un Starbucks, un Costa o un Nero en cada esquina, es difícil resistir la tentación de tomarse algún que otro cafelazo enorme; pero sólo si eres todo un londoner lo llevarás siempre de un lado para otro (la verdad es que se ven tantos cafés en mano como birras…pero eso ya es otra cuestión XD). Incluso hemos llegado a ver niñas, de no más de 13 años, camino del colegio a las 8 de la mañana con su café en la mano…¿dónde ha quedao eso de tomarse el ColaCao en casita? 

2 Pasar por alto la abuela con pelo azul llena de piercings que se ha sentado junto a ti

La verdad es que es una de esas cosas que uno aprecia mucho al tiempo de vivir aquí. Es cierto que en grandes ciudades españolas también se ve de to´, pero tanta variedad de gente como en esta ciudad nosotros no hemos visto en ningún otro lugar. Recién llegado podías pasarte la tarde mirando de un lado al otro continuamente, sorprendido con las pintas de la gente; pero pasado el tiempo, puedes tener a una abuela de 70 años llena de piercings y con el pelo teñido de azul sentada a tu lado en el metro y ni te inmutas. 

3 Cenar antes de las 9pm

No es nada nuevo el hecho de que los ingleses cenen prácticamente a la hora de la merienda. Aún así, cuando uno lleva poco tiempo por aquí, se sorprende al ver gente cenando a las 6 de la tarde. Nosotros éramos de los que decíamos que aunque estuviésemos viviendo en Inglaterra seguiríamos cenando a la hora española, y aunque lo hemos ido cumpliendo, son más de uno o dos días los que hemos cenado antes de las 9, incluso antes de las 8!! Hay que decir que la rutina laboral hace bastante, pues hay que madrugar mucho…veremos a qué hora cenamos en invierno, que a las 4 de la tarde ya es de noche.

4 Ir taja antes de las 11 de la noche

Uy, y antes de las 10 también. Mientras que en España salimos de copas a partir de las 12 o así -tras la cenita y la tertulia correspondiente- aquí, como cenan tan pronto, están bebiendo desde las 7 de la tarde. Teniendo en cuenta, además, que estos ingleses beben como cosacos, no es extraño encontrarse a personas super taja e incluso tambaleándose de lo ciegos que van, antes de la hora en la que tú en España empezarías a salir. Y claro, tú te vas a un pub a tomarte una pinta sobre las 11 de la noche un sábado, y a no ser que tengan zona de club, te dicen que ya no te sirven… 

5 Cruzar la calle sin esperar a que el semáforo de peatones se ponga verde

Ahí, a lo loco! Y teniendo en cuenta que en esta ciudad los peatones son unos pringados que no tienen preferencia casi nunca, ser un valiente y lanzarse a cruzar la calle de Oxford Street cuando los buses están pitándote para no llevarte por delante, es de ser muy londinense. La cosa es que uno lo acaba haciendo con el tiempo también, ya que o te tiras a la carretera o te mueres de asco esperando a que haya un hueco entre los coches en el que te de tiempo a cruzar.
 

6 Decir “sorry” y “thank you” a todas horas y en cualquier momento

Disculpe ¿le importaría, por favor, traerme una cocacola con hielo si es posible? gracias” Con toda esta parafernalia a la hora de pedir una simple bebida en un bar, no es de extrañar que los ingleses digan gracias y por favor a todas horas y para pedir lo más simple del mundo. Y ni hablemos del perdone, que es una palabra comodín que vale para cualquier circunstancia. Un londoner puede destrozarte el pie con un pisotón dentro del bus, pero te suelta un superamistoso sorry y aquí no ha pasado nada. Si es que estos ingleses son taaan educados… (nota: la excepción total tiene lugar cuando se encuentran en el estado descrito en el punto 4 XD). 

7 Conocerte los entramados del transporte como la palma de tu mano

La primera vez que uno llega a Londres y se enfrenta al complejo mapa de metro de la ciudad o al entramado sistema de líneas de autobuses de la misma, piensa que nunca va a enterarse bien de cómo funcionan y, por tanto, va a acabar perdido más de una vez. Y de hecho al principio es así, pero con el tiempo te acabas moviendo por la ciudad con sus medios de transporte como pez en el agua. Te sientes seguro y convencido, conoces las líneas, los colores, los números, los destinos… posiblemente no todos (si es así eres todo un crack) pero sí los suficientes como para poder moverte desde cualquier punto de la ciudad a otro con la tranquilidad de saber que acabarás llegando. 

8 Los sándwiches te saben a gloria

Es un hecho que como buenos españoles, acostumbrados a la buena comida, todos flipamos cuando llegamos al Reino Unido y para comer a mediodía tenemos un sándwich. Uno piensa que eso se le va a quedar en la muela y que por favor le den las lentejas con sustancia de su madre. No obstante, y a pesar de los prejucios contra este tipo de bocadillos, enseguida te acostumbras a comer sándwiches -que hartan mucho más de lo que parece- y te acaban por gustar mucho, incluso. Además, la variedad es enorme y el precio no está del todo mal. 

9 Tener unas botas UGG o la equivalente imitación

Llega el frío y la ciudad se abarrota de chicas, señoras y niñas con un par de botas UGG -cuyo precio ronda las 100 libras- o, en su defecto, con la versión barata de imitación que se puede comprar en cualquier tiendecilla, que ronda las 15 libras. Puedes ver a todas las mujeres londinenses con estas botas tan calentitas combinándolas con cualquier prenda, aunque no pegue en absoluto (trajes de oficina, vestidos, chándales, leggins). Lo que es seguro es que Alba, como buena nueva londoner, este invierno se comprará sus botas UGG (bueno, la imitación claro). 

4.50 avg. rating (89% score) - 2 votes

Jesús Iglesias

Desarrollador web de profesión y entusiasta de las nuevas tecnologías. Fundador de fromspaintouk.com. Apasionado de los viajes y de conocer nuevos lugares y culturas.

También te puede interesar...

29 de marzo de 2017 – UK pulsa el botón del Brexit

La primer ministro de Reino Unido ha firmado esta mañana la carta que da comienzo …

16 Comentarios

  1. hahaha muy bueno, yo he ido a Londres tres veces y he sufrido 4 de las 9 indicadores que habéis mencionado! 😛 Espero poder ir a vivir allí algún día y experimentar esos nueve indicadores!! Muy buen blog, por cierto!

    • Hola Maria,

      Nos alegramos mucho de que te haya gustado tanto el post como el blog en general. Esperamos que puedas estar por aquí pronto y compartir tus experiencias con nosotros.

      Un saludo!!

  2. que grande!!!! 😀

  3. Jajajaja mierda me estoy convirtiendo en un londoner….¿A que no adivinais porque?

  4. si cumplo 8 de los 9 .. tengo un serio problema,verdad ???? :S

  5. la de no sorprenderme cuando veo algo demasiado “raro” en el metro/bus/calle… :p las demás… tooooooooodas ! bueno… no tengo unas UGG tengo unas sugar.. que para el caso.. son lo mismo!!!! aunque son más molonas ! :p

  6. Creo que no me va a ser díficil adaptarme (soy de las de café en vaso de plástico para llevar, como sandwiches con frecuencia para almorzar y en casa de mis padres se cena a las 8 y yo desde que vivo sola, ceno a las 7.30 y eso que de momento vivo en España jeje).

  7. Si y sí a eso le unimos mi aspecto blanquecino victoriano…y mi aspecto estival cangrejil…que un carabinero a mi lado carece de tiene color…
    Vamos que paso desapercibida…Y todas las veces que he ido a Londres…siempre pican…siempre viene algún turista a preguntarme donde quedan sitios…
    La última vez en noviembre de este año viene un chico andaluz y me pregunta en inglés que que línea tenía que coger para ir a no se dónde…y yo le dije: pues más que los sitios turísticos no sé…y se quedo todo parado y me dice: das el pego eh…

    • jajajaja, siendo así, ya tienes casi todo el trabajo hecho, ahora solo te faltará andar descalza por la calle y beber cerveza en el metro con pajita 😉

  8. ME ha encantado!!!
    He vivido en Londres durante 4 años, y definitivamente adquirí todas esas costumbres!!! 🙂 la única que no me deje llevar fue en comprarme unas UGG…creo que son muy monas para andar por casa, pero no por la calle!! :p

    Gran post!

    • Hola Ainara,

      Nos alegramos de que te haya gustado el post y de que te hayas sentido identificada. En cuanto a lo de las botas…totalmente de acuerdo jejeje, es más, hay una versión para chicos que parece las típicas zapatillas de estar por casa de abuelo.

      Gracias por seguirnos!

  9. Oh no! 6/9!
    Espero largarme de esta ciudad antes de comprarme esas botas tan horteras 😉

  10. Jajaja definitivamente soy Londoner. Los 9 puntos y las costumbres de mi novio ingles han contribuido a la causa ;).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *