Inicio | A la española | El Jefe Infiltrado – la versión española de Undercover Boss

El Jefe Infiltrado – la versión española de Undercover Boss

A finales de 2015, con toda la movida de las elecciones generales en España, y con el objetivo de no perdernos nada del cambio político que íbamos a presenciar en nuestro país (ingenuos…) decidimos suscribirnos a AtresPlayer, para ver el debate y también las noticias y programación relacionada que daban en la Sexta.

El tiempo ha pasado y, aunque sin cambio político, seguimos teniendo la cuenta en AtresPlayer, por lo que seguimos viendo las noticias españolas muchas noches mientras cenamos, y aprovechamos también para ver programas que nos gustaban mucho cuando vivíamos allí, tales como El Intermedio o Salvados. De este modo, introducir algo de televisión española en nuestro día a día en UK se ha convertido en una rutina.

Por las noches, tras ver El Intermedio, solemos ver series o películas, pero hay noches que si estamos liados con el ordenador o haciendo otras cosas, dejamos puesto lo que sea que den en La Sexta tras el programa. Uno de estos “lo que seas” que hemos visto en algunas ocasiones es El Jefe Infiltrado, la Spanish version del programa Undercover Boss.

El jefe infiltrado vs Undercover boss

Undercover Boss

Para los que nunca hayáis visto Undercover Boss/El Jefe Infiltrado, el programa muestra la experiencia de ejecutivos/directivos de diferentes empresas quienes, de manera infiltrada, investigan cómo funcionan las cosas, pasando tiempo con sus empelados en diferentes áreas. Esta experiencia, en teoría, les permite identificar mejoras necesarias, así como premiar a los buenos trabajadores que se han encontrado.

La primera vez que vimos el programa adaptado a España nos quedamos casi tan flipados como cuando vimos el MasterChef español. Y ojo, que debemos ser masocas, porque a pesar de lo mucho que nos mofamos del programa (yo, especialmente, encuentro un placer extraño en criticar programas de TV mientras sigo viéndolos) nos hemos tragado ya unos cuantos episodios.

Para aquellos que estéis en España y no lo supierais, la versión original de El Jefe Infiltrado (Undercover Boss) es británica, un programa que Channel 4 lanzó en 2009. El formato tuvo mucho éxito y, al igual que pasó con MasterChef, fue adaptado a diferentes países, con versiones muy populares en canales digitales, como el Undercover Boss de EEUU o el de Canadá.

Transformación a lo Lluvia de Estrellas

Siendo sinceros, el programa es malote en todos sus formatos. No obstante, cuando vimos la versión española nos sorprendió, especialmente, el bombo que se le da a la vida privada y a la “transformación” que sufre el jefe para infiltrarse. Y es que, en España no sólo les oscurecen o aclaran el pelo, les ponen un peluquín o quitan/ponen gafas, sino que con el pretexto de que los jefes son concursantes en un programa de TV para dar empleo a personas que nunca han trabajado, los caracterizan de formas completamente ridículas y estereotípicas, intentado simular que son “ninis” – pelucas y crestas de colores, tatuajes de pega, barbas de hipster… digamos que se construyen personajes que, la mayoría de veces, no cuelan ni de coña – ¿una señora de 50 y pico que supuestamente nunca ha trabajado (¡venga ya!) y caracterizada como una punk?

Lo más gracioso es que, en la mayoría de ocasiones, los trabajadores no tienen ni pajolera de quién es su Gerente o Director Comercial por lo que, en realidad, no haría falta que se caracterizara a casi ninguno de los participantes, y mucho menos que se crearan personajillos a lo Lluvia de Estrella que pintan fake a primera vista.

Os dejamos aquí un ejemplo de caracterización en Undercover Boss UK y en El Jefe Infiltrado:

Las cabeceras

Otro de los aspectos que a Jesús y a mí nos pirra de la versión española del programa es la cabecera. Esto es lo que dice la cabecera de El Jefe Infiltrado:

Lideran grandes empresas. Son muy poderosos. Pero la competencia es tan salvaje que no pueden bajar la guardia. Los altos ejecutivos de las compañías más importantes de España bajarán a la tierra. Cada semana, un jefe se infiltrará en su propia empresa bajo una identidad falsa, trabajará codo a codo con sus empleados asumiendo riesgos, y tomará decisiones que les cambiará para siempre. Lo que nadie sabrá es que el nuevo compañero de trabajo en realidad es el jefe infiltrado.

Y esto lo que dice la cabecera de Undercover Boss, el programa original británico:

Years of recession have spelt disaster for many UK businesses. With over 30 stores still failing every week, Britain’s high streets have been decimated. Some bosses are prepared to act before is too late and go undercover in their own organisations.

La diferencia es abismal ¿verdad? Lo de “las compañías más importantes de España” y “son muy poderosos” -cuando, en la mayoría de ocasiones, son jefes de una cadena de tiendas de golosinas o de franquicias de bares de montaditos y copas- nos encanta. Si esas son las empresas más importantes del país ¡España está peor de lo que nos imaginábamos! 😛

Autobombo a tutiplén

Todas las versiones de todos los países tienen autobombo y promoción, eso esta claro. Al fin y al cabo, para las empresas participantes, esto es un publirreportaje en prime time y en cadenas nacionales, algo que muchas no podrían permitirse en absoluto con publicidad convencional.

No obstante, el factor promo de El Jefe Infiltrado es matador. El otro día vimos un episodio en el que uno de los jefes de MSC Cruceros (nos sorprendió que una empresa tan reconocida participara – imaginamos que el sector de los cruceros debe estar pasando una mala racha…) se infiltró en uno de los barcos que hacen ruta por el Mediterráneo. Estamos hablando de alguien que se dedica a vender estos cruceros y conoce al dedillo todos sus aspectos. Pues bien, en el programa, yendo el jefe de camino a encontrarse con un trabajador que tenía que formarlo en uno de los bares del barco, resulta que el jefe se pierde, pasando, casualmente, por los puntos y rincones más excitantes de ese crucero de MSC, como el coche de Fórmula 1 que los pasajeros pueden usar como simulador, o el Spa del barco donde se enseña claramente los mega-jacuzzis o zonas de masaje. No se perdió por la lavandería o las cocinas, no.

Una semana a lo pobre

Para hacer más hincapié en la experiencia existencial que los jefes españoles tienen al participar en el El Jefe Infiltrado, estos tienen que dormir en hoteles cutres durante la semana que pasan infiltrados. Esto no lo hemos visto en otras versiones y es completamente innecesario: normalmente se ve como el jefe se marcha porque va a visitar diferentes ciudades durante su infiltración, pero no suele mostrarse, por lo menos en los programas de la versión inglesa que hemos visto, el tipo de alojamiento en el que el jefe se hospeda durante esa semana. Imaginamos que la TV española busca el morbo de ver al jefe ricachón durmiendo el la Pensión Manolo en vez de en el Marriot.

 

Y vosotros ¿qué opináis? ¿Veis El Jefe Infiltrado? ¿Qué os parece con respecto a la versión británica? ¿Y comparando con otras versiones internacionales? ¡Esperamos vuestros comentarios!

4.50 avg. rating (89% score) - 2 votes

Alba Jiménez

Profesional del marketing online y fundadora de fromspaintouk.com. Adicta a los helados y apasionada de los viajes. Londinense de adopción y española de corazón.

También te puede interesar...

Votad para volver

Elecciones generales 20D – ¡vota desde Reino Unido!

Ya es oficial: el próximo 20 de diciembre se celebrarán elecciones generales en España. Esta …

Deja un comentario